TURISMO A LA INDIA

La India es un país muy parecido a un rombo
bañado por el Índico en sus mejillas.india

El Ganges es la línea más profunda de su mano
atraviesa su cuerpo como una arteria azul Pilot.
Atraviesa la vida
porque es la vida misma.

Poso mi dedo en el globo terráqueo sobre ese país
cuyos santos habitantes la llaman India
Y le temen a las vacas pero
producen té, computadoras, especias y artículos Nike.

Presiono mi dedo como si subrayara una línea del Bhagavad Gita más profunda aún que el Ganges o la cicatriz de una divinidad.

Presiono mi dedo como si hurgara un tazón de mermelada
Y me lo pongo en la boca.
El esclavismo y la explotación me importan un pito.
Sabrosa nación.

 

MIENTRAS RECITAS

No es que aliado y bien dispuesto sea yo de hablar mal de mi
para reconocerme como un galgo joven y desbocado
de vocación impersonal, latido impar
a todas luces, un crío relampagueante
y de costumbres respingado.
Bien quisiera ofrecer un mejor concepto mío
pero fácil, algún oscuro interés me delataría.
La sangre no se comunica tan rápido a la pluma
así que, de impostor llevo algo y antifaz la sonrisa
no más distinto ni peor a un asalariado del miedo.
Pocas seguridades o mitos me han sido revelados
uno que llevo presto, automático en mis bolsillos
y agolpado al altillo de mis orgullosos labios
es que “sólo hay un cinco porcentual de valientes entre fanfarrones”.
Si así lo quieres, no es un mundo del cual debas huir sin zapatos
no así, tampoco ideal, ni bien dispuesto a las lecciones.
Ya entrado en años, civilizado seas o salvaje
entrarás, lo mismo por la puerta falsa de cemento o tierra
con el cráneo desportillado por bandera
y entre labios, con un fragmento de vidrio
mientras recitas.

HOMBRE AVIVA EL SESO

Avive el seso y concierte / Avive el seso el juicio y perderlo / Balbuceo de tinta, / monólogo y digestivo / tu escritura un graznido. / Híbrida cuerva / Mi letra colgada / Una ala / Bisagra de la altura / una ola solidificada / en un cuaderno / mal abierto a la mitad. / Económico de calzar verbo / y remangarme el sustantivo / mi país se mueve / telúrico y uterino / Y no la pantomima / floreciendo en los postes / Adicción y masificación. / Boreal y disfuncional / si quiere entrar en razones / un bastón blanco, / esgrima del ciego / la aptitud del alma / y olfatear el sentido cliente : / “Dése a cada quien / lo que bien merece.” / Cambiar de ser o parecer / se ha vuelto asunto de higiene.

Avive el seso y concierte / Avive el seso el juicio y perderlo / La ciudad me ha digerido / con su efervescencia / Aquí mal envuelto / con moñón barbilindo / Mi piel es un pliego / y yo no soy un regalo. / Has torcido cuellos / porque todos tu belleza admiraron/ al menos dos cuartos de siglo / que ya es mucho / Y el fin del mundo no es otro / Sino la señal de un cambio / o decorado de conciencia / en el que todos / irremediable y funcional / acabamos pareciéndonos.

LA RISA DEL PUEBLO QUE NO AMARRA SU COLA

Así des gritos de angustia y terror
Así te drogues e intentes escapar
(Ya no existes -Voz Propia)

Pero ya vendrá a cincho y codos
quien los haga liendres y a uña reviente
a esos micos de traición
que sólo atinaron a laciarte entera, tenderte en su colcha de tigre
esparcirte su hollín como quisieron
cuántas lunas de alcohol y estiramientos fue su puro antojo y flexión.
Una tropa de espaldas sudorosas
que apurados de ti largaban y acomodaban el pantalón
tras un polvo de amor, allí donde hacía falta pantalones
y maldecían por algún piojo o calambre
ninguno de amor.
Pero eso queda entre nos
entre lo que filmó tu conciencia, Maruja
y ese pisquito de tu hijo dormido
que varios quebrantos como yo, a parlantes lo reclaman como suyo
y suena bien pero sé que no está bien.

Te han fregado, Maruja,
Y en alcohol han puesto el museo de tu barbaridad.
A medida que suben la mirada por tus piernas
el mundo les parece una mejor persona.
Pero la ropa te queda chica como prestada
Y es la risa del pueblo que no amarra su cola
de reptil,
de sólo verte hinchada, toda vientre, toda bola;
y a peste comparaban tu preñez
porque a ti toda, te aguaitaban
elbuenoelmaloyelfeo del pueblo.
Escote a lisura, buena pal baile y la monta
Tu leche no es buena, Maruja,
Pura calentura y te señalan la culpa,
peor que una estría de envidia.
Es la risa del pueblo, te hace cruz y te hace espanto.